Cómo cambiar un azulejo roto

Seguro que alguna vez te ha ocurrido este problema: necesitas hacer un agujero para colocar una repisa, un cuadro, una estantería… y, antes de que te des cuenta, el taladro se te va un poco y terminas haciendo un despefecto. Ahora, ¿cómo arreglar o cambiar un azulejo roto? De eso te hablamos en este artículo.

En realidad, cambiar un azulejo roto no es nada complicado. Lo más importante es, como imaginarás, tener repuestos para que no quede un parche en la pared. Afortunadamente, hoy en día no suele ser problema encontrar algunos tipos de azulejos muy comunes. En cambio, hay otros, como por ejemplo las baldosas hidráulicas, que pueden ser más difíciles de remplazar, aunque siempre puedes mandar a que tos la fabriquen.

Para saber cómo cambiar un azulejo roto hemos contado con la ayuda de profesionales de la albañilería como los de Presupuestalia, que nos han dado las indicaciones necesarias para que puedas realizar el proceso tú mismo.

Materiales para cambiar un azulejo roto

  • Un azulejo del mismo modelo y la misma clase que el resto.
  • Algo de pegamento o cola para azulejos.
  • Algo de cemento para repasar las llagas (existen tintes para cambiar el cemento de color).
  • Esparto, trapo húmedo o esponja.

Herramientas para cambiar un azulejo roto

  • Martillo y cincel.
  • Palaustre pequeño.
  • Espátula.

Pasos para cambiar un azulejo roto

Una vez que tengas todos los materiales y herramientas necesarios para cambiar el azulejo, te contamos unos sencillos pasos con los que podrás reparar el despefecto.

  • Lo primero es retirar el azulejo roto del sitio. Para hacerlo perfectamente y evitar romper otros alrededor, deberás agujerear el azulejo en el centro con mucho cuidado, para no dañar ni astillar el resto. Te recomendamos utilizar el martillo y el cincel, y así ir retirando los restos poco a poco.
  • Seguidamente, debes quitar la lechada que rodeaba el azulejo roto. Para ello utilizarás una espátula, e irás rasgando poco a poco hasta dejarlos sin rastro de lechada.
  • Una vez hecho esto, el siguiente paso es pegar el azulejo nuevo con un pegamento o cola especial. Antes de hacerlo, comprueba que el azulejo entra perfectamente en el hueco que has dejado. Ayudándote con el palaustre, vierte algo de pegamento o cola para azulejos, poniendo la cantidad necesaria hasta que quede al mismo nivel que el resto.
  • Por último, sólo queda lechar el azulejo nuevo y limpiarlo. Haz un poco de lechada con cemento para tapar las juntas que quedan entre azulejo y azulejo. Si quieres que estas llagas sean de otro color, puedes cambiarlo con tintes especiales y así conseguirás el resultado deseado. Dale el toque final pasando una esponja húmeda, para que quede totalmente limpio.

Como ves, estos pasos para cambiar un azulejo roto son muy sencillos. Sin embargo, no siempre tenemos respuestos o podemos encontrar el mismo azulejo que se nos ha roto. ¿Qué ocurre en estas situaciones? Bueno… una idea muy común es cambiar el azulejo roto y, posteriormente, cambiar el baño de color. Así conseguirás, con pocos recursos, un resultado muy profesional.

¿No sabes cómo realizar todo este proceso, o simplemente no tienes tiempo para llevarlo a cabo? ¡No te preocupes, para eso están los profesionales de Presupuestalia! Pide presupuesto gratis en nuestro portal y te enviaremos hasta 3 presupuestos de 3 profesionales diferentes en tu zona.

Pedir Presupuesto Gratis

2 Comentarios

  1. Smithe742

    Fckin amazing things here. Im very glad to see your post. Thanks a lot and i’m looking forward to contact you. Will you kindly drop me a mail? aekedkadffdbdefc

    Responder

Escribe un comentario

Logo

Acerca de Presupuestalia

Síguenos

Síguenos: